Comparteix

"Redes son amores"

El espacio de encuentro ‘Redes son amores’, en el cual están integrados los diferentes colectivos y grupos de trabajo que forman parte del Programa de Extensión Universitaria de la Universitat Jaume I (PEU-UJI), celebró ayer una sesión monográfica con el objetivo de tratar el desafío que supone vincular los proyectos y las prácticas culturales que están desarrollando los grupos locales con los centros educativos. 

La organización de la jornada surgió a iniciativa de la comunidad patrimonial de Penyagolosa por la necesidad de encontrar un método de poder acercar los conocimientos culturales desarrollados por los colectivos locales a las aulas. Así, la jornada, presentada por el coordinador del Servicio de Actividades Socioculturales de la UJI, Albert López, y por el técnico del PEU, Ángel Portolés, se ha dividido en dos partes. Una primera, en la cual se han expuesto dos experiencias culturales vinculadas al PEU, como son el proyecto de educación patrimonial y comunitaria la Real Fábrica de l’Alcora y AVAN Espacios rurales de investigación contemporánea, y la segunda, una mesa redonda donde todos los grupos y personas participantes han expuesto sus experiencias en la hora de intentar acercar sus proyectos a las aulas, estrategias que se quieren sistematizar, en forma de código abierto, porque los puedan conocer los grupos y personas vinculadas con el PIE y también las interesados con este mismo reto.

En primer lugar, la directora del CEIP Francisco Grangel Mascarós de l’Alcora, Noel Manzanares, ha hablado sobre el proyecto “La Reial Fàbrica al 2027: recuperamos nuestro patrimonio, sumamos competencias y restamos desigualdades”, del cual es coordinadora, y con el cual se apuesta por la educación patrimonial desde un enfoque comunitario y territorial.

La docente, poniendo como ejemplo el proyecto de la Real Fábrica, ha resaltado la importancia de crear red para poder vincular los proyectos patrimoniales y culturales a las aulas y entiende que “solo se puede conseguir con actitud y predisposición, no se puede forzar”. En este sentido, ha explicado que “es necesario generar sinergias entre los agentes educativos, implicar en la comunidad educativa y a la sociedad civil, pero antes se tienen que crear espacios de debate y encuentro sistematizados para detectar las potencialidades, las necesidades y los intereses para después poder orientar la iniciativa”. Manzanares ha señalado que “es necesario diseñar un proyecto pedagógico que formo parte del plan de formación de la escuela”, para poder fortalecer esa vinculación con el centro educativo, y que en el caso del de la Real Fábrica está destinado en todas las etapas educativas. La docente ha explicado que “el proyecto tiene que estar contextualizado en el entorno”.

Por su parte, el artista visual y comisario de AVAN Espacios rurales de investigación contemporánea, Rafael Tormo, ha presentado el proyecto, el cual utiliza el arte y el pensamiento crítico como mecanismos de investigación y de fomento de la convivencia que promueven los bienes relacionales. El artista ha incidido en la necesidad de realizar red para poder implicar a la sociedad civil en los proyectos culturales. 

En ese sentido, Tormo ha explicado que “AVAN genera un espacio no físico, diseminado en el territorio que tiene como idea compartir en tráfico una serie de preguntas existenciales que se dan tanto a la ciudad como en el mundo rural” y acercar el arte contemporáneo al ámbito rural. El artista ha señalado que “la idea es implementar nuestro proyecto en el ámbito educativo porque el ámbito del conocimiento se pueda alimentar desde la diversidad”. Tormo ha argumentado que “se tiene que trabajar desde el ámbito del profesorado para hacer entender el material que hay, puesto que hemos preparado una unidad didáctica de todas las propuestas artísticas”, aunque ha manifestado que “a veces es muy complicado entrar en las aulas con estas propuestas porque todo es muy cerrado”. 

En la segunda parte del encuentro se han puesto como ejemplos de vinculación de los proyectos culturales con la escuela diversas iniciativas que se han llevado a cabo en Villores, Vila-real, Viver y el de la Real Fábrica de l’Alcora. En ese sentido, los presentes han explicado la legitimidad de la sociedad para poder decidir de qué manera trabaja el patrimonio y la cultura y para buscar estrategias que se puedan compartir con el resto de grupos de la red del PEU. 

Una de las conclusiones de la jornada ha sido la diversidad en las aproximaciones en la hora de establecer conexiones entre los proyectos culturales en el territorio y el aula. Esta diversidad se plasma con aportaciones como la propuesta de que los proyectos forman parte de las líneas estratégicas de los centros educativos y del plan de formación planteado por Noel Manzanares para entender el proyecto como territorial y colaborativo o la busca de espacios naturales de encuentro entre proyectos y aula a consecuencia de la evolución de los trabajos y sus necesidades y desafíos planteados por Rafael Tormo.

La jornada se ha podido seguir tanto de manera virtual como presencial y ha contado con la participación de una gran parte de los grupos y colectivos que forman parte de la red del Programa de Extensión Universitaria PEU UJI. Como resultado de esta jornada, próximamente se presentará un texto consensuado por la red y los participantes de la Jornada que trato estas estrategias para el desarrollo de iniciativas culturales entre el territorio y el aula.

Información proporcionada por: Servicio de Actividades Socioculturales

Altres notícies

Geldo formarà part de la propera edició d’AVAN/03

"Mobilitzar coneixement per acomodar comunitat" dona nom a les Jornades d'Acció Rural en les quals AVAN participa

Espais Avan (Castelló) promueve el contacto entre la cultura popular y el arte contemporáneo

La xarxa AVAN participa aquest dissabte en una taula rodona sobre residències artístiques inclòs en el cicle de debats KULT

Comencen les residències d'AVAN/02

S'inicien les formacions en mediació per a les mediadores i mediadors d'AVAN/02